jueves, 23 de agosto de 2007

Llamo al Sat...

A primera hora he llamado al SAT, un fulano que ni se identificó (qué raro) y sin saber de qué iba me dice que tienen 30 días para arreglarme la puta mierda esta de nevera (qué manía le estoy cogiendo), y que me calme. Le pregunto quién me paga los gastos y me dice que ni lo sabe ni le importa... Misteriosamente, mientras consulta algo se corta la llamada.