sábado, 12 de enero de 2008

Han pagado...

Bueno, pues con el 2008 llegó el talón de Whirlpool... Al final, 205€ (que se quedaron en 203'5 después de descontar la comisión que cobró el banco por ingresarlo en mi cuenta) por "las molestias causadas".

En fin, no es que me haya quedado satisfecho pero, al menos, me entregaron una nevera nueva y me han abonado casi toda la comida que se me había estropeado este verano.

He de decir, en honor a la verdad, que a Wirlpool sólo les puedo echar en cara lo mala que me salió la primera nevera (defectuosa) y lo que tardaron en solucionarlo; pero lo de los elementos de Carrefour no tiene nombre, ya se pueden sentar porque este menda no les comprará JAMÁS ningún otro electrodoméstico allí.

Doy el blog por cerrado, se quedará en los archivos de internet, y espero que a quier lo lea le pueda servir de algo mi amarga experiencia.